EL ARTISTA FALLERO (I). REGINO MAS

Entre los muchos nombres y apellidos que la creación fallera ha dado a lo largo de los tiempos, hay uno que ha trascendido por la relevancia de su carrera y personalidad: Regino Mas (Benifaió, 1899 - València, 1968).

Regino Mas emprendió su carrera en 1918 con la falla de lema El Llibre de les Mil i Una Nits (plaza del Mestre Ripoll) y hasta 1958 plantó cerca de 60 fallas, de las cuales 26 obtuvieron un primer premio de falla y 12, un primer premio de ingenio y gracia. 13 de esos primeros premios lo son de la sección especial, para las comisiones de Lope de Vega, Plaza de San Jaime, Mercado Central (su plaza fuerte, donde logró 11 premios, 7 de los cuales de forma consecutiva) y Convento de Jerusalén. En el Museo Fallero de València se exponen cinco grupos indultados de su autoría

De hecho, el 1934 fue ideólogo de L’Indult del Foc: propuesta de muestrario de ninots de falla del que nace la actual Exposición del Ninot y el sistema de votación popular para preservar conjuntos para el Museo Fallero. A su vez fue unos de los promotores, juntamente con Josep Soriano Izquierdo y otros profesionales, de la constitución de una primera asociación de artistas falleros (vinculada al Círculo de Bellas Artes) en 1932. Como impulsor del posterior Gremio Artesano de Artistas Falleros de València, del que fue maestro mayor en dos períodos (1943-1955 y 1957-1966), promovió la creación de la Ciutat de l’Artista Faller, la cual no acabó de disfrutar a causa de su súbita muerte en mayo de 1968.

Formado en la Escuela de Artes y Oficios, en la especialidad de Dibujo, fue aprendiendo de Vicent Pastor, Enric Guillot y Ramon Andrés Cabrelles. Junto a Carles Cortina, dotó a la falla de una arquitectura piramidal reduciendo las escenas en favor de los cuerpos centrales y los remates. Regino Mas practicó un estilo de falla entre el academicismo y el gusto por la escultura grecorromana y la caricatura contenida, con una crítica alrededor del realismo social en la vertiente temática. Museu del Folklore (Pi i Margall - Ciril Amorós, 1933), El so Quelo, rei de l’horta (plaza del Ayuntamiento, 1942), La llei de l’embut (Mercado Central, 1944) o Sobre rodes (Convento de Jerusalén, 1958) son algunas fallas suyas reconocidas como de las mejores de la historia.

Otros trabajos suyos fueron decorados cinematográficos (55 días en Pequín, La caída del Imperio Romano) y carrozas (República Dominicana), y no pocos de sus aprendices se convirtieron en artistas de gran trascendencia en la historia de las fallas, como Vicent Luna y Vicent Agulleiro. Su legado artístico llegó al inicio de los años 2000. Su antiguo taller actualmente acoge la Escuela de Formación del Gremio de Artistas Falleros.

Fotografías

Apartat 3 1
Falla Mercado Central, 1954. Archivo I. Esbrí.
Apartat 3 2
Regino Mas, Julián Puche y León Lleó entre otros artistas falleros, años cincuenta. Archivo familia Puche.
Apartat 3 5
Falla Mercado Central, 1949. Archivo I. Esbrí.
Apartat 3 3
Regino Mas, 1951. Museo del Artista Fallero de València..
Apartat 3 4
Falla Plaza del Caudillo, 1946. Archivo I. Esbrí.
Apartat 3 6
Falla Convento de Jerusalén, 1953. Archivo I. Esbrí.

 

Festes de València Ayuntamiento de València